Cómo ajustar la altura de la pantalla del ordenador de forma correcta

Trabajar horas y horas en la pantalla de la computadora es agotador, afectando la postura corporal, de allí es prioritario que la pantalla del monitor esté ajustada correctamente a la altura de tu cabeza, ello permitirá trabajar de manera cómoda y placentera.

Por tal motivo en esta sección encontrarás una ayuda para que logres reposar tu cuello, rostro y espalda mientras redactas algún documento, revisas tu correo o realizas un trabajo en el ordenador. Por lo cual, conseguirás información para alejar de ti los dolores en los dedos, manos, cuello y otras partes del cuerpo a causa de no tener una altura idónea del monitor.

Sigue leyendo el artículo y conseguirás tips relevantes donde te enseñaremos a utilizar bien el monitor, calculando las distancias y separación entre éste y tu rostro. Porque si bien, los detalles relacionados con la resolución de pantalla son importantes, no debemos olvidar considerar los ajustes del monitor, así como otros aspectos relacionados con nuestra salud visual y corporal cuando estamos trabajando frente al monitor.

Una postura corporal correcta

Cada vez que decidas trabajar en la computadora, tablet u ordenador personal debes sentarte de manera derecha, con una postura idónea, la espalda no debe permanecer arqueada, las manos han de reposar en el teclado; todo ello, beneficiará tu cuerpo e impedirá que el mismo se canse o esté con tensión, por no tener buenos hábitos posturales.

El movimiento de las articulaciones principalmente el cuello y muñecas es fundamental, girar el cuello mientras trabajamos también es de suma importancia. Si sobrepasas más de una hora sentado o sentada frente al monitor es aconsejable tomar descansos pequeños y estires las manos y dedos. Cada 15 minutos de trabajo deberías descansar.

¿Cuál es la altura del monitor adecuada?

Expertos en el área de descanso para personas que trabajan con las computadoras nos indica que no debemos pasar más de una hora de trabajo, ya que, adoptaremos posturas corporales incorrectas, como, por ejemplo: no descansar la espalda sobre el espaldar de la silla de escritorio. Ahora bien, si empiezas a sentir dolor o adormecimiento en el cuello significa que el monitor está muy inclinado.

Para evitar esta situación dolorosa, debes ajustar el monitor a la altura de tus ojos de modo que la pantalla no quede tan cerca ni alejada de la cara y cuello; de esta manera no hay necesidad volcar el cuerpo hacia delante de manera excesiva. 

Por lo tanto, la base superior de la pantalla debe estar al nivel de los ojos o ligeramente por debajo. Si cuando miras a la pantalla y bajas la mirada muy poco significa que el monitor estará en la altura óptima, porque bajar un poco la mirada, no implica necesariamente bajar el cuello, esto debes considerarlo siempre y el cansancio no estará presente cada vez que trabajes frente al monitor de la computadora.  

Y cuando hablamos de distancia entre el monitor y nosotros debemos atender a lo siguiente.

El monitor ha de estar a 50 cm de nuestros ojos, para ello puedes usar una regla o metro de medición. También te servirá usar el brazo. Pero además conviene atender la distancia existente entre el tamaño del monitor, ya que mientras más pulgadas tenga, más distancia debe existir.

El cansancio visual es muy frecuente en este tipo de trabajo, ni qué decir de la necesidad de girar de un lado a otro el cuello para ver bien el contenido del panel del monitor. Entonces, la distancia correcta será aquella donde puedas distinguir bien las imágenes, es decir, que no sea necesario estar muy cerca o lejos, sino en un punto medio.

Ahora bien, si tienes que trabajar con varios monitores a la vez, es aconsejable utilizar uno de tipo panorámico para que sea de mayor utilidad.

Ajustando la configuración del monitor

Colocar los ajustes en cuanto el brillo, contraste del panel del monitor es algo que va genial. Si tienes demasiado brillo en la pantalla, seguramente inclinarás tu cabeza o flexionar el cuello, resultando en una postura inadecuada.

En consecuencia, lo recomendable es que coloques los niveles de brillo en un 50% para que tengas ante tus ojos imágenes claras, nítidas, sin alteración de colores. Así mismo, mientras menos reflejos tenga el monitor tu trabajo frente a la computadora fluirá de mejor manera, ya que el brillo en exceso cambia drásticamente la realidad del contenido que visualizamos, sea éste textos, imágenes, videos, películas, videojuegos o afines.

Una pantalla con un brillo excesivo impide mirar los detalles e incide en la distorsión de la visión, por ello, la mayoría de los monitores vienen con una configuración predeterminada, pero no siempre la misma está en correspondencia con nuestras necesidades y requerimientos. La configuración en este sentido dependerá de nuestras inquietudes en cuanto el tipo de monitor, tecnología, capacidad de nuestra visión y disposición a trabajar cuidando y vigilando la postura corporal, la cual no debe ser rígida, sino cómoda.

Y si ubicas el monitor en un sitio alejado de la ventana, o quizá puedes probar colocar cortinas en las ventanas, también puedes controlar la luz que entre al monitor. Por lo tanto, debes utilizar monitores de paneles mate en los espacios que tienen entrada de mucha claridad bien sea de forma natural o proveniente de la luz eléctrica de linternas.

En el mercado existen monitores que se adaptan al ambiente donde es colocado, es decir, si el lugar de trabajo es con poca luz, el monitor adquiere esa tonalidad. Si, por el contrario, es un sitio a plena luz, entonces el monitor se adapta a este sistema. Ello es una muestra de lo avanzado que está el mundo de los equipos tecnológicos a escala mundial.

Más y mejor ergonomía para tus ojos cuello y manos

Inclinar el monitor correctamente incidirá en una mejor ergonomía para tu cuello manos, reconociendo que no todos los modelos de monitores pueden inclinarse, existen algunos pequeños tips que podemos poner en práctica, como este: colocar varias carpetas, o libros por debajo de la peana del monitor a los efectos de inclinar el monitor hacia arriba.

Inclinar el monitor hacia atrás en unos 10-20 grados es muy aconsejable, de esta manera, tendremos nuestros ojos a una misma distancia de la pantalla cuando miramos de arriba hacia abajo. Hacerlo de esta manera impedirá que ubiquemos nuestra cabeza de manera incorrecta.

Es muy aconsejable colocar el monitor al frente de nosotros, con ello, el cuello no se gira unos 40 grados cada vez que trabajemos en la computadora. Si lo dejamos al frente tendremos alineados los ojos, cuello y cabeza; lo cual es muy necesario para evitar agotarse rápidamente y desistamos de hacer un trabajo con eficiencia y pasión.  

Cuando estamos leyendo la altura del monitor es esencial, porque debemos ver bien las palabras a los efectos de la comprensión del texto. Si tenemos un monitor con una errónea inclinación empezaremos a buscar las palabras con todo el cuerpo e indiscutiblemente nos acercaremos de más al monitor. Esto no debe ocurrir, porque estamos afectando la comodidad corporal.  Así que, debes empezar por buscar la altura y distancia donde consigas ver muy bien el texto, palabras, videos u otro tipo de contenido que desees mirar.

Aumentar el tamaño de la fuente que utilizas para escribir es una buena opción, colocar una resolución ideal para tu visión también resulta. Utilizar el zoom de pantalla, figura como buena idea.

Un monitor ajustado con las configuraciones de pantalla para que no emita rayas o movimientos indeseados también ayuda en la tarea de la nivelación adecuada del monitor. Igual si trabajas con un monitor que no emita la peligrosa luz azul, estarás reduciendo posibles enfermedades oculares en tu salud visual.

Tómate tu tiempo para trabajar y reposar frente al monitor

Al momento de realizar nuestras labores de trabajo de ofimática, no sólo es relevante colocar la distancia correcta del monitor, sino que implica un conjunto de acciones que van ligadas, tal como las que incluyo a continuación.

Coloca en sintonía tus ojos, cuello, brazos, manos y dedos; juntos armonizan el descanso corporal y sin dudas no tendrás posturas forzadas para tu cuerpo.

Reposar cada espacio de tiempo es fundamental, debes levantarte y caminar para estirarte eso hará que el cuerpo entre en estado de reposo y libere tensiones. Lo aconsejable es practicar este ejercicio una vez por cada hora. Si el sillón es cómodo va genial, pero igual, debes levantarte; de lo contrario, tu trabajo se tornará tenso y la productividad disminuirá.

La experiencia de las personas que pasan muchas horas frente al monitor indica que por breves intervalos de tiempo la persona debe levantarse y hacer estiramientos atendiendo al cuello, hombros, cervical y cadera. Esto debes hacerlo así no te sientas fatigado o fatigada.

Estirar el cuello permitirá sentirte relajado, doblarlo suavemente a los lados contribuirá en el desarrollo del trabajo que realizas. Si requieres utilizar lentes porque tu visión no es muy buena también resulta en una decisión correcta, con ello cuidas tu salud visual sin esforzarla innecesariamente.

Friki de los videojuegos y en general de las nuevas tecnologías. Experto en televisores y monitores, me informo cada día sobre las novedades que salen al mercado y realizo guías en YaTeMiro.
Entradas creadas 95

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba