marzo 14, 2022

¿Cuánta electricidad consume una televisión?

A la hora de elegir un buen televisor, comúnmente pensamos en características propias de la TV, esto es lo más razonable, pero, si alguien te dijera que dependiendo del tipo de televisor que elijas va a ser mayor o menor la factura de la luz. Lo pensarías un poco más ¿no?

Es aquí donde entra en juego el consumo energético que cada aparato usa, en este caso el televisor.

Actualmente en casi todos los hogares existe una amplia gama de electrodomésticos que consumen energía, ya son tan comunes que es bastante difícil renunciar a su uso, sin embargo, pueden ser utilizados de forma responsable generando el menor gasto energético, seleccionando alternativas de bajo consumo.

Uso del televisor

El televisor es no solo un aliado del entretenimiento, en la actualidad se utiliza como pantalla para juegos, trabajo u ocio. Siendo un aparato indispensable tanto en hogares como en oficinas.

Por lógica, los televisores consumen energía, esta se mide en vatios que es una medida usada para la potencia que tiene un aparato eléctrico, si la energía es consumida en grandes cantidades la medida se expresa en kilovatios.

Es por ello que, la potencia del televisor influye en el consumo de energía que el mismo tendrá. Regularmente el televisor genera poca potencia de consumo, pero, al permanecer encendido durante largos periodos de tiempo esto se acumula y se transforma en un consumo importante de energía que esto a su vez se traduce en mayor gasto de dinero.

Regularmente ¿Cuantos voltios consume un televisor?

Muchos hogares disponen de más de un televisor, al ser este un electrodoméstico de entretenimiento y diversa utilidad. Igual sucede en las oficinas o sitios de entretenimiento como tiendas departamentales, se tiene más de un televisor, aunque en esos casos es un poco más entendible.

En la actualidad hay tanta variedad en el mercado que existen televisores casi ajustables a todas las necesidades, variedad en tamaño, calidad de materiales, resolución de las imágenes y escalas de colores son algunas de las características que regularmente se tienen en cuenta al momento de adquirir un televisor.

Ahora bien, algo que hemos normalizado es el hecho de que un televisor permanezca encendido incluso cuando nadie está viendo algo o prestando atención, por lógica, ese uso constante genera un mayor gasto eléctrico, pero, en sí ¿Cuánta electricidad consume un televisor?

Respondiendo a la interrogante anterior, en sí, un televisor común no genera un alto rango de consumo, pero al estar encendido sin más, puede agotar hasta el 15% del consumo en condiciones normales de funcionamiento. Pero, dependiendo de su uso será su consumo, aunque, existen patrones de consumo energético que dependen de la tecnología que incluya el televisor.

Tipos de televisores y su gasto energético

La sociedad avanza y con ello se generan nuevas tecnologías para cubrir las necesidades de los usuarios, por lo que permanentemente se está al límite de la innovación. Existe mucha variedad en cuanto al mercado de los televisores. Estos son algunos de los más adquiridos actualmente:

LCD

Estos paneles se empezaron a hacer famosos a partir del año 2000, para ese año la diferencia más significativa frente a otros televisores era la comparación en cuanto a lo delgado de la pantalla, lo que hacía que los usuarios regularmente los montaran en paredes. Estos televisores funcionan por medio del uso de píxeles, estos se controlan de forma electrónica mediante cristales líquidos por lo que también suele llamarse a estos televisores como líquido o LCD.

Estos televisores consumen menor cantidad energética en comparación a los antiguos CRT. Su consumo varía dependiendo del tamaño de la pantalla. Para un televisor LCD de 20 pulgadas el consumo varía entre los 45 a 55 w/h. en pantallas de 32 pulgadas de 115 a 160 w/h y un televisor LCD de 37 pulgadas puede consumir entre 150 a 200 w/h.

Plasma

El plasma, es un gas que conduce electricidad, la transformación por la que se exhiben las imágenes les da paso a los televisores plasma consolidarse en pantallas planas, estos televisores aumentaron su auge a principios del siglo XXI, son considerados con un mejor contraste que los televisores LCD, pero, no tienen la misma eficiencia en consumo energético.

Un televisor plasma de 42 pulgadas consume 822 kilovatios anualmente.

LED

Los televisores LED utilizan una pantalla LCD pero su fuente de luz proviene de bombillas LED, las cuales tienen un consumo de energía más bajo y por lo tanto son más eficientes, este hecho permite que los televisores LED sean regularmente los más delgados

Al hacer una comparación del consumo total de energía que requiere cada televisor el que tiene mayor eficiencia es el LED debido a que usa dos tercios de la cantidad y un tercio de un televisor de pantalla plasma.

Televisor inteligente

Es un televisor actual en el mercado, este televisor tiene características iguales a los anteriormente mencionados solo que requiere conexión a internet para transmitir contenido disponible en la web.

Es importante destacar que un televisor estándar también puede convertirse en inteligente al utilizar un dispositivo extra (decodificador o streaming stick) el cual serviría para cumplir las funciones de un televisor inteligente. Si se hace uso de un dispositivo externo en un televisor de consumo eficiente esto se traduciría en una disminución del consumo energético y un disfrute total de la televisión.

Malos hábitos que aumentan el consumo de energía

Desperdiciar energía es fácil ya que, la mayoría de los usuarios tenemos malos hábitos al momento de usar dispositivos electrónicos, los televisores no escapan de esta realidad. Uno de los hábitos más comunes es dejar la televisión encendida, estar viendo una programación y quedarse dormido, esto se traduce en un gasto innecesario que aumenta gradualmente el consumo. Esto se puede evitar cambiando el entorno en donde utiliza su televisor o incluso la silla en donde se sienta.

Sucede de igual forma para quienes solo utilizan el televisor para proporcionar algún ruido de fondo y no con fines de entretenimiento lo cual es un gasto de energía innecesario. Esto se puede evitar utilizando otros dispositivos con menor consumo como el teléfono o la Tablet.

Consumo “vampiro de energía”

El denominado consumo “vampiro” de energía se da cuando existen aparatos electrónicos que drenan energía aun estando apagados, pero no desenchufados, es decir, durante el tiempo que permanecen enchufados continúan consumiendo energía es por ello que se denomina como “consumo vampiro”. Esta característica puede darse en varios electrodomésticos o aparatos que utilizan energía, ejemplo de ello son los televisores que si bien están apagados al permanecer enchufados continúan consumiendo una cantidad considerable de energía y esto puede costar una cantidad considerable de dinero anualmente.

¿Cómo se puede contrarrestar esto?

Tomar conciencia es una de las medidas más importantes, hay quienes no saben que al permanecer enchufados los televisores continúan consumiendo energía, pero ya que estemos conscientes de ello, hay que mejorar ciertos hábitos, por ejemplo:

El uso de regletas o receptáculos múltiples puede ser de gran ayuda ya que, con solo apagar y desenchufar la regleta se interrumpiría de forma definitiva el suministro de energía en múltiples dispositivos a la vez, como por ejemplo consolas de videojuegos, decodificadores y televisores, esto evitaría que este tipo de consumo se traduzca en más gastos monetarios.

¿El tamaño de la pantalla guarda relación con el consumo de energía?

Regularmente si, aunque hay que saber seleccionar ya que los televisores mas eficientes en cuanto al uso de energía son los modelos LED pantalla plana.

En este punto es importante saber que la distancia desde la que se vea la TV también jugará un papel importante para la visualización eficaz del usuario, no es necesario tener una TV enorme, lo importante es saberla posicionar y así ahorrar un poco más de energía.

¿Sabes cuánto dinero podrías ahorrar al tener un televisor de bajo consumo?

El precio en sí es un factor fundamental al momento de seleccionar cualquier producto, el televisor es un artefacto de entretenimiento que tiene un costo algo elevado, pero, una vida útil bastante larga. Al elegir un televisor se define el desembolso inicial para adquirir dicho producto.

Los televisores de bajo consumo energético en su mayoría suelen igualar el precio de un televisor sin esta característica, pero, existen algunos que son un poco más costosos. Sin embargo, este aumento vale la pena ya que, un televisor de bajo consumo energético supone un desembolso que en la mayoría de los casos iguala el valor de la compra inicial, esto los usuarios regularmente no lo tienen en cuenta debido a que es un gasto que se va pagando a lo largo de la vida útil del televisor al ahorrarse dinero en el consumo de la energía.

Depende de ti el ahorrar energía

No se puede evitar que los televisores generen una renta en cada recibo de luz, pero, existen maneras en las que se puede reducir ese monto. Si lo que estás buscando es un televisor nuevo, puedes optimizar tu compra si continúas leyendo. Si bien el consumo energético puede variar dependiendo de la marca, saber cuánta electricidad consume la TV puede ser de gran ayuda para ahorrar a largo plazo.

En este punto es importante destacar la atención que se debe prestar a la etiqueta energética del televisor para así poder solucionar el que tenga una tecnología más eficiente y poder de esta forma tener un ahorro considerable a largo plazo y a lo largo de la vida útil del televisor.

Desde el año 2010 las fábricas están obligadas a etiquetar el consumo energético de sus artefactos. Algunas marcas han llevado esto más allá incluyendo el etiquetado ecológico.

La vida útil de un buen televisor regularmente es de 10 a 12 años, con el ahorro proveniente de un televisor ecoeficiente en ese plazo podrías llegar a comprarte uno gratis, por esta razón es importante no solo elegir un televisor con última tecnología de calidad de imágenes, sino que cuide el medio ambiente durante la vida útil. Actualmente hay televisores que ahorran dinero al no emitir tanto CO2 a la atmósfera.

En sí, el televisor supone el 12% de 1000 euros anuales de luz. Seleccionar un buen televisor ecoeficiente no solo ayuda al medioambiente, sino que contribuye a la factura anual de electricidad al rebajar el costo.

La pregunta inicial fue: ¿Cuánta energía consume un televisor? Ya fue definida. Cada televisor tiene características que lo distinguen y el consumo de energía es una de ellas, esta característica es esencial y muy poco vista por los usuarios, regularmente nos enfocamos en que el televisor tenga una tecnología actualizada, que los colores sean vivos y en el costo, pero, elegir un televisor ecoeficiente o de bajo consumo también puede ahorrar dinero a largo plazo.

LG y Samsung (marcas reconocidas en el mercado tecnológico) actualmente están sacando a la luz televisores cada vez más actualizados y ecoeficientes que si bien suelen ser un poco más caros, si vemos esto a largo plazo el costo será el mismo o aun menor al pago inicial.

Sin dudas, un televisor es un aparato bastante útil, actualmente sus funciones ya no son solo de entretenimiento, sino que puede utilizarse como monitor dependiendo de la tecnología del mismo. Al ser uno de los electrodomésticos más adquiridos su demanda es alta y por lo tanto se mantiene un estándar de actualización en la tecnología que incluye, para ofrecer a los usuarios mejoras constantes. Ayudar a nuestro bolsillo y al planeta depende entonces de nosotros porque la tecnología está avanzando y el consumo de energía de un televisor puede ser menor si así lo deseas.

No dejar el televisor encendido solo porque sí, seleccionar un televisor ecoeficiente y de bajo consumo eléctrico y aunque apaguemos la TV no dejarla enchufada sino conectar varios aparatos a una regleta y si no vas a estar en casa desconectarlos todos al tiempo son solo consejos básicos, pero que te ahorrarán en la factura de energía, recuerda que en sí, depende de ti el consumo de tu TV, si existen ciertos estándares de consumo anual, pero eres tú quien decide mejorar esto al emplear pequeños cambios que mejoran hábitos comunes.

Rubén

Friki de los videojuegos y en general de las nuevas tecnologías. Experto en televisores y monitores, me informo cada día sobre las novedades que salen al mercado y realizo guías en YaTeMiro.

Ver todas las entradas de Rubén →