Full HD o 4k ¿Qué es mejor? Diferencias y características

Un televisor es más que un equipo de imagen, forma parte de nuestro día a día, es una herramienta audiovisual muy importante, por lo que se hace difícil elegir entre tantos modelos y marcas. A medida que avanza la tecnología, esta decisión se vuelve más complicada, escoger entre un televisor Full HD o 4K es de lo que hablaremos en las próximas líneas.

Decidir cuál es el mejor forma parte de la evaluación que haremos a continuación, pero primero debemos aclarar que los televisores Full HD son aquellos que alcanzan una resolución de imagen de 1920 x 1080, hasta ahora, en la mayoría de los hogares reina este tipo de TV, pero se hace cada vez menos presente, ya que está siendo sustituido por el nuevo estándar.

Los televisores con tecnología 4K cuadruplican el número de píxeles de la imagen y están marcando tendencia en el mercado actual. Más allá de esta particularidad, bastante definida, no es lo que diferencia un televisor de otro. Por lo que, es preciso conocer cada una de las características y entender porqué uno es mejor que el otro.

Estas son las diferencias entre Full HD y 4K

Televisor Full HD

– Este tipo de televisor suma 2,1 megapíxeles. Referidos a los 1920 x 1080 píxeles de resolución y 1080p en líneas horizontales. La letra «p» se refiere a lo «progresivo» que es el escaneo sobre la imagen. El video se muestra en mayor dimensión, pero sin perder la calidad. La cantidad de resolución, es la diferencia más importante entre el televisor Full HD y el 4K.

La resolución Full HD se utiliza mucho en las películas de formato BluRay, además es el formato que más utilizan los servicios streaming como Netflix, los smartphones, tablets y ordenadores tienen instalado Full HD para la grabación de los videos y reproducción de imágenes. YouTube también cuenta con este formato para sus videos.

– La imagen del televisor Full HD ofrece 1280 cuadros de colores en línea horizontal y 720 en línea vertical. Hay que considerar los contenidos que podrás visualizar en el equipo que vas a adquirir. Como ya mencionamos, hay dispositivos que siguen el estándar de generar imágenes en Full HD, por eso todavía se mantiene en diferentes hogares.

Un televisor Full HD funciona perfectamente para los videojuegos, la calidad de la imagen es excelente, los colores se ven con la tonalidad correcta. Los negros son más profundos, es decir, la calidad de la imagen es muy definida. Solo considera el hecho de que mientras la tecnología avanza, los formatos van cambiando, en un televisor 4K podrás ver imágenes Full HD, pero jamás lo contrario.

– Las pantallas del Full HD son LCD o Plasma y se pueden encontrar a partir del tamaño de 32 pulgadas. Aquí el tamaño es importante al momento de decidir cuál televisor comprar. Si te gusta una pantalla muy grande, piensa en otra opción que no sea Full HD, a mayor tamaño, mayor es el espacio en que se reparten los píxeles.

LCD es la tecnología anterior a la OLED de los 4K, ofrece una luminancia entre 1000 y 1200 cd/m2, siendo superior a los televisores 4K con tecnología OLED. La tecnología LCD permite ver bien una imagen aunque el entorno esté bastante iluminado.

– En comparación con los televisores 4K, el precio de los Full HD son más bajos y todavía más, desde la llegada de los 4K al mercado. En este punto la diferencia no solo se debe a la calidad sino al tamaño en los que se pueden conseguir estos televisores.

Televisor 4K

– Cuenta con un estándar de resolución de 4096 x 2160 píxeles, desarrollada para el uso cinematográfico, en proyección y pantalla de cine. Los 4096 píxeles se forman en el ancho de la pantalla, su número total de píxeles es de 8.847.360, lo que significa casi 9 megapíxeles y como ya sabemos es el sucesor del 2K.

Los televisores 4K son el estándar actual en el mercado. Gracias a esta resolución se puede ver una imagen con más detalles, si ves una película con la resolución Full HD y luego, la misma película con la resolución 4K notarás la diferencia en cuanto a la calidad. En este tipo de TV también podrás ver contenido Full HD.

– La imagen del televisor 4K ofrece 3840 cuadros de colores en línea horizontal y 2160 en línea vertical, es mucho más que el Full HD. Esto es hablar de la mejor calidad de imagen que existe en la actualidad, especialmente para la generación de contenido de cine. Existen películas en este formato, así como transmisiones deportivas, pero para disfrutar de ellos debes poseer este tipo de televisor.

Aunque ya existe la resolución 8K, los televisores con este cuadro de colores es comercialmente, el más popular. Los colores brillantes se expanden por toda la pantalla y brinda más nitidez y claridad en la imagen de video. Su impresión es mucho más real.

– La pantalla de los televisores 4K es más delgada. El tamaño inicia desde las 40 pulgadas, ya que por la resolución se requiere de mucho espacio para ofrecer una imagen más nítida. Además, tienen sistema de tecnología OLED, que permite la emisión de luz de manera independiente para los píxeles.

La tecnología OLED produce videos más bellos, con contrastes más altos y negro absoluto, pero la luminosidad no llega a superar la de los Full HD y su pantalla LCD. OLED obtiene una media de 800 cd/m2 de luminancia, aunque se compensa con el contraste.

Con esta tecnología, se genera un mejor brillo en la imagen. Existe cambios de un máximo de 1000 nits de brillo a 1500 bits y 2000 nits de brillo en los modelos nuevos, se afinca en mostrar negros más acabados y profundos.

– El costo de este tipo de televisores es más elevado que el Full HD. Tienen un diseño más elegante y más grande que los tradicionales. Al precio se le añade las tecnologías que utilizan para brindar una imagen con mayor calidad y efecto.

Características del televisor Full HD

Tamaño: Se mide al largo del diagonal y se expresa en pulgadas. Los televisores Full HD de pueden encontrar desde 32 pulgadas. Pero en términos generales hay disponibles tamaño pequeño, mediano y grande.

Ancho: Se refiere al ancho de punto que es la distancia entre los centros de dos píxeles adyacentes. Mientras menos sea, menor granularidad tendrá la imagen.

Ángulo de visión: Las pantallas vienen con un ángulo de 178 grados. Es lo máximo con que podrás mirar el video sin que se pierda la calidad de la imagen.

Tiempo de respuesta: es rápido, el tiempo que se toma cada píxel en pasar de un color a otro.

Color: la imagen es nítida, con colores vibrantes y con buena apreciación de escena. Su gama de colores es alta y se adapta a la capacidad de colores que soporta.

Brillo y constante: el brillo es la luminosidad que se emite desde la pantalla. Mientras que el contraste se relaciona a la intensidad. Puedes obtener imágenes más brillantes o más oscuras. Esta característica dependerá de la marca, existen marcas con sistemas de ajuste de brillo, saturación y contraste, con el que se maneja mejor la visión de la imagen.

Compatibilidad: Las grandes cadenas ofrecen su programación compatibles con la tecnología Full HD. Es decir, podrás conectar con grandes plataformas y mirar sin problema tus videos, series y películas favoritas.

Precio: Una de sus mejores características es el precio. Es el televisor más económico en el mercado, en comparación con otros de tecnología más avanzada, como es el caso de los televisores 4K.

Características del televisor 4K

Calidad de la imagen: es uno de los puntos más importantes en un televisor y solo debes tener en cuenta que tenga UHD, pues no todos los tienen, sobre todo los modelos más viejos. Considera lo siguiente:

  • Que la profundidad de color sea por lo menos de 10 bits.
  • La pantalla debe contar con un brillo mínimo, el negro más profundo y el blanco más pronunciado.
  • Su gama debe ser altamente dinámica activa.
  • Con capacidad de mostrar por lo menos 90 % en la escala de color P3

Tecnología HDR: a esto se refiere con alta gama dinámica, es el resultado de la profundidad del color, se puede decir que es hasta más importante que la claridad del 4K en sí.

Tecnología OLED: los televisores 4K ofrecen negros más puros, así como una visión más iluminada, más natural y colores más puros y brillantes. Esta tecnología sugiere un tamaño de salida de 55 pulgadas.

Tamaño: en este tipo de televisor el tamaño es fundamental, si quieres disfrutar a plenitud las tecnologías que brinda el 4K. 45 o 50 pulgadas está bien, sin importar qué tan cerca estés de la pantalla no notarás la baja en la calidad de la imagen.

Contraste: en las pantallas OLED el contraste es de 1.000.000:1. No es un valor determinante y gracias a la tecnología OLED este punto está premiado.

Quantum Dot: Esta tecnología aporta una mejor visión y reproducción; amplía la gama de colores. Los también llamados puntos cuánticos, absorben los colores para reproducirlos de forma más pura y con mayor intensidad.

Frecuencia: es una característica importante ya que determina el número de veces que la imagen se refresca cada segundo. La frecuencia de los 4K suelen ser de 50 o 60 hercios y llegar a los 120 o 144 Hz.

Precio: un televisor 4K cuesta más que uno Full HD, no solo por el tamaño que ofrece sino por las diferentes tecnologías que utilizan para brindar una mejor calidad de imagen. Aunque existen televisores más costosos, como el 8K, la TV 4K se mantiene en el estándar de los más buscados gracias a su tamaño, tecnología y precio.

Friki de los videojuegos y en general de las nuevas tecnologías. Experto en televisores y monitores, me informo cada día sobre las novedades que salen al mercado y realizo guías en YaTeMiro.
Entradas creadas 92

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba