Qué es mejor ¿un monitor o una televisión?

Aunque se suele asociar un monitor a un ordenador más que un televisor, la tendencia a conectar televisores a ordenadores para que cumplan las mismas funciones va cada vez en aumento.

Sin embargo, cuando se piensa usar para funciones específicas como jugar videojuegos, sí es necesario plantearse si es mejor un monitor o una TV. Te dejamos a continuación algunos tips para ayudarte a decantar por la opción más conveniente.

Monitor vs TV

Principalmente, es necesario destacar que la diferencia de precios entre uno y otro es considerable y solamente se empareja un poco cuando el televisor cuenta con características adicionales que lo obligan a aumentar su coste.

Por un precio promedio es posible encontrar televisores de 32” con paneles IPS incorporados y resolución FHD; mientras que un monitor de menor tamaño puede resultar un poco más costoso si cuenta con un nivel de resolución mayor.

Si te encuentras en este dilema porque quieres aumentar tu productividad laboral visualizando con más nitidez y detalle vídeos, fotografías y objetos en 3D, un televisor con una resolución 4K UHD y paneles hasta de 40” podría ser una buena opción sin importar su alto coste.

Si este cuenta con un modo PC o modo Presentación, podría ser útil en los casos en que la latencia de entrada no sea una característica relevante, ya que al activarlo esta puede incrementar su nivel y disminuir los niveles de nitidez de la pantalla.

Aunque los televisores suelen presentar una cantidad mayor de puertos y entradas, estos suelen encontrarse limitados por diversas razones: las versiones y normas que perfeccionan la tecnología del cableado y la transmisión de información, las tasas de refresco que pueden variar la cantidad de fotogramas por segundo a transmitir, entre otras y estas limitaciones pueden mermar la calidad de la experiencia vivida frente al ordenador.

¿Lo mejor para jugar a videojuegos?

Si te preguntas cuál es la mejor opción entre un monitor y una tele para jugar videojuegos en nivel avanzado o profesional, sin duda alguna, debes decantar por un monitor. De hecho, te recomendamos leer nuestra guía con los mejores monitores gaming.

A pesar de que los televisores que se encuentran actualmente en el mercado pueden contar con altos niveles de resolución y tecnología HDR, el tiempo de respuesta, la latencia de entrada y aspectos como tecnología anti parpadeos y para visualizar mejor las escenas oscuras son detalles que se tienen en cuenta al fabricar y desarrollar monitores y no tanto para fabricar televisores.

Si vas a jugar con una consola debes tener en cuenta que estas generalmente corren los juegos con un tiempo de respuesta entre 30 y 60 fotogramas por segundo, lo cual es un rango bastante aceptable para jugar con un televisor.

Por otro lado, si juegas en un espacio pequeño de juego, lo ideal es que cuentes con un monitor porque estarás cerca de la pantalla. A diferencia de si juegas en el salón de la casa o si tienes un salón de juegos, donde lo más natural es mantenerse a una distancia entre 2 o 3 metros y lo ideal en este caso decantarse por un televisor de pantalla grande.

Lo mejor para trabajar u otras tareas:

Para trabajar en diseño web o gráfico una TV puede resultar bastante útil. Sus niveles de brillo pueden regularse y aprovechar al máximo la calidad de los paneles que integran los televisores que se encuentran en el mercado actualmente. También mencionar que existen monitores específicamente diseñado para estas tareas: lee nuestra guía con los mejores monitores para diseño gráfico.

Aunado a ello puede resultar menos agotador ya que no será necesario hacer acercamientos para definir mejor gracias a que cuentan con una calidad superior y, lo mejor de todo, a un costo bastante accesible.

Si se trata de actividades sencillas y puntuales asociadas a labores de oficina o funciones ofimáticas, trabajar con hojas de cálculo, editar texto o trabajar con el ordenador, es ideal contar con un monitor sencillo que será útil para ello y para improvisar una tarde de pelis o series en casa.

Para los aficionados a las series y películas en pantalla grande la opción más idónea es un televisor, principalmente porque los televisores suelen contar con altavoces de calidad integrados para proporcionar experiencias de sonido envolvente.

En la mayoría de las ocasiones, cuando se conecta un televisor al ordenador deben configurarse y verificarse algunos aspectos como el formato de píxeles de la tarjeta gráfica cuando se conecta con un cable HDMI, calibrar los niveles de nitidez, colores y contraste, entre otros.

Esta configuración tiene que hacerse “tanteando el ojo” y raras veces suele conseguirse el efecto deseado, esto aunado a que se pueden ralentizar algunos aspectos importantes obligan a pensar más de dos veces si instalar un televisor es realmente una buena idea.

Con un televisor es posible aumentar la productividad en lo que a funciones ofimáticas se refiere, ya que será posible trabajar con dos documentos en simultáneo y abrir imágenes en tamaño real sin necesidad de hacer zoom.

¿Y si tengo poco presupuesto?

Para quienes disponen de poco presupuesto, un buen día encontraron sus altavoces quemados o disponen de poco espacio en casa, contar con un televisor es una ventaja, pues al finalizar su jornada laboral solo tendrán que tomar el mando remoto y disponerse a disfrutar sus programas favoritos sin necesidad de instalar un dispositivo de sonido externo o de contar con un televisor en otra área del salón.

Al conectar un televisor al ordenador, las peanas o bases estáticas de estos pueden representar un inconveniente si lo que se busca es ajustar la altura y la inclinación de la pantalla para mayor comodidad y confort.

Asimismo, es necesario tener en cuenta que estos son diseñados para la reproducción de imágenes y sonido y no tanto para el trabajo o interacción constante con el usuario, lo cual tiende a generar molestias oculares y fatigas a mediano y largo plazo.

Consejos finales

Aun así es necesario reconocer que no todos los televisores presentan niveles intermedios de rendimiento cuando se trata de velocidad y de calidad visual, algunos equipos recién lanzados al mercado pueden soportar consolas de juego de séptima generación.

Asimismo, que los monitores aunque cuenten con características distintas a las de los televisores pueden contar con un puerto OTA para la conexión de una antena y salida de audio para la conexión de auriculares y disfrutar de programas y series como si se tratase de un televisor.

No cabe duda, tanto los televisores como los monitores cuentan con sus ventajas, queda de parte del usuario decidir en torno a sus necesidades cuál de ambos equipos le resultará más útil.

Friki de los videojuegos y en general de las nuevas tecnologías. Experto en televisores y monitores, me informo cada día sobre las novedades que salen al mercado y realizo guías en YaTeMiro.
Entradas creadas 52

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba