marzo 15, 2022

Screen tearing ¿qué es y cómo solucionarlo?

screen tearing

¿Qué es el Screen Tearing?

El Screen Tearing es una distorsión gráfica que se genera durante la reproducción en la pantalla de movimientos o imágenes en alta velocidad. La característica principal de esta distorsión es que puede verse como una línea horizontal.

Se puede visualizar únicamente en monitores que están conectados a un dispositivo que emplea una tarjeta gráfica, como los computadores.

Esta línea horizontal divide las zonas superior e inferior de una misma imagen cuyos píxeles no han alcanzado a proyectarse en sincronía y, por lo tanto, ambos fragmentos aparecen desfasados uno con respecto al otro.

Es posible que este defecto de transmisión de la imagen pueda presentarse durante la reproducción de videos, pero es mucho más común en el mundo del gaming, ya que el procesamiento de juegos suele tener requerimientos más elevados que otras actividades que podamos realizar en el PC.

Cuáles son sus causas

Generalmente este defecto de reproducción ocurre cuando el monitor y el procesador gráfico (tarjeta gráfica o GPU) del dispositivo en cuestión tienen diferentes frecuencias de actualización, o cuando el procesador tiene un exceso de datos que procesar y estos exceden su capacidad.

Puede ser que el monitor tenga una frecuencia de actualización mucho más lenta que la capacidad de respuesta del GPU. Existen otros factores que pueden influir en la aparición de este defecto de imagen, pero éstas son las causas más comunes.

En resumen se trata de una diferencia en los tiempos de respuesta del hardware que se manifiesta en la falta de calidad y fluidez de las imágenes reproducidas, en términos del dibujo e intercambio de píxeles a lo largo de la secuencia de imágenes generadas durante eventos de alta velocidad como explosiones, colisiones, entre otros.

Aunque existen diferentes opciones de software y preferencias determinadas para disminuir su aparición durante la experiencia de juego, siempre se verá alguna consecuencia adversa como el conocido lag, muy perjudicial en juegos de alta competitividad o de conducción a altas velocidades.

El Screen Tearing también puede ocurrir cuando la calidad de la conexión a internet no es buena, ya que los datos transmitidos pueden pausarse y generar este tipo de fallas en el caso de los juegos online. En este artículo nos centraremos en el caso de las diferencias de capacidad entre el monitor y el GPU.

Métodos para corregirlo

Los programas de juego y video generalmente traen algunas opciones para paliar este fallo que el usuario puede activar, sin perder tanto en el performance, pero con efectos perceptibles en la calidad de la imagen.

  • Bajar la calidad de resolución del juego o video con la finalidad de que el procesador pueda trabajar con menos exigencia, ya que a menor resolución menos píxeles que procesar. 

En ocasiones la resolución del monitor está ajustada a una capacidad mayor a la resolución ideal para que el display funcione a su mejor capacidad. En ese caso es importante cambiar a un número menor la resolución del monitor.

  • Si la aplicación en uso lo permite, es bueno activar la aceleración de hardware, que ayuda mucho a mejorar el rendimiento.
  • Algunos juegos ofrecen la posibilidad de activar Vsync, o sincronización vertical, una opción diseñada especialmente para paliar el screen tearing. Sin embargo, su uso viene con una penalización: el lag, o retraso de 1 a más segundos.

Esta consecuencia negativa es el resultado de la disminución de la velocidad de respuesta del equipo y, aunque esta función fue creada con la finalidad de equiparar los tiempos de respuesta de procesador y monitor para mejorar la experiencia de juego, trae consigo sus propias consecuencias indeseables.

  • Si es viable, activar el Triple Buffering puede ayudar a minimizar el problema, dado que su función es asegurar que el cuadro completo de la imagen es enviado en el último buffer, antes de ser presentado en el monitor, sin embargo, esto también puede causar retrasos durante eventos de gran velocidad como colisiones.
  • Es importante revisar que los drivers de la tarjeta de video estén actualizados, ya que ello garantiza un mejor performance de esta pieza de hardware.
  • Si el problema ocurre durante el uso del navegador, lo mejor será cambiar a otro browser y ver cómo mejora o empeora el rendimiento.
  • En el caso de Windows 10 cerrar el juego y reiniciar el PC generará que el monitor y el procesador se sincronicen, eliminando el problema, al menos en forma momentánea.
  • Por otro lado, apagar algunas de las opciones estéticas que Windows emplea para hacer más fluido y agradable el escritorio y movimiento de las ventanas es una opción interesante que permitirá liberar más recursos de procesamiento y memoria RAM, dando como resultado un mejor performance del sistema en general.
  • Las nuevas actualizaciones de Windows están incorporando un “modo de juego”, que está orientado al máximo procesamiento de gráficos, así como agregando elementos funcionales como capturas de pantalla al pulsar un solo botón.

Sin embargo, debido a la alta exigencia que esta opción de “modo de juego” impone sobre el procesador de video, se genera tearing, lag e inclusive puede colgarse el programa en uso. Por ello, lo más recomendable es desactivar dicha opción que ofrece el sistema en el panel de control del equipo.

Si nada de lo anterior es suficiente para solventar el problema, es hora de pensar en mejorar el hardware, ya sea adquiriendo un equipo más potente, una mejor tarjeta de video, o un monitor con una tasa de refrescamiento más elevada.

De hecho, en el mercado pueden encontrarse excelentes monitores, curvados, panorámicos o con las medidas habituales. Muchos de ellos vienen equipados con opciones de alto rendimiento para jugadores y trabajadores del ámbito gráfico.

Entre estas opciones se encuentran G Sync de Nvidia y FreeSync de AMD, que buscan crear una mejor sincronía entre el GPU y el monitor. Así mismo, es importante  tomar en cuenta la de refrescamiento del display, que puede variar desde los 75 Hz hasta los 250 Hz o más.

A mayor tasa de refrescamiento, mejor transmisión de la imagen, por lo que un mejor monitor implica una mejoría inmediata, ya que se notará mucho menos el screen tearing, por lo que no será necesario reducir el performance del GPU con las opciones mencionadas arriba.

Consideraciones finales

Con el correr del tiempo y los indetenibles avances tecnológicos, las actualizaciones diarias de los dispositivos y el incremento de la exigencia en términos de recursos de procesamiento de las aplicaciones, resulta inevitable que el tiempo de caducidad de nuestros computadores, smartphones, consolas y otros, se acorte cada vez más.

En este sentido, aunque el software proponga algunos paliativos para suavizar el impacto del acelerado avance tecnológico, llega el momento en que es imperativo asumir la realidad, y es que como usuarios siempre queremos más, mejores gráficos, mejor sonido, mejor jugabilidad.

Aplicar la máxima de menor consumo de recursos para un mejor performance puede permitir alargar la vida útil de los dispositivos de que disponemos, pero es necesario aceptar que mientras más reciente sea el juego que se quiera ejecutar, más elevadas serán también las exigencias al PC.

Aunque las propuestas resumidas arriba pueden ayudar con el Screen Tearing y otros problemas menores, eventualmente habrá que tomar medidas más radicales como el cambio de hardware.

Rubén

Friki de los videojuegos y en general de las nuevas tecnologías. Experto en televisores y monitores, me informo cada día sobre las novedades que salen al mercado y realizo guías en YaTeMiro.

Ver todas las entradas de Rubén →